27 de julio de 2011

Lo bueno y lo malo de los alimentos transgénicos

En anteriores capacitaciones de la ACESP el profe Andrinik hablo de un tema que me llamo mucho la atención, esto de los alimentos transgénicos, un tema creo yo muy importante, así que me propuse investigar un poquito más del tema y quiero compartir con ustedes la información que obtuve.

Según la página web: rincondelvago.com se les llama alimentos transgénicos a los alimentos sometidos a ingeniería genética, son aquellos que fueron producidos a partir de un organismo modificado genéticamente; en “cristiano” es aquel organismo obtenido de un organismo al cual le han incorporado genes de otro para producir las características deseadas.

Los alimentos transgénicos en la gran mayoría son vegetales. Sin duda una de las preguntas que muchos se hacen es:

¿Para qué se obtienen vegetales transgénicos?

Actualmente existen comercializados o en proceso avanzado de desarrollo, vegetales modificados para:

• Que tengan una vida comercial más larga.
• Resistan condiciones ambientales agresivas como heladas, sequías y suelos salinos.
• Resistan herbicidas.
• Resistan plagas de insectos.

El reto más grande de los científicos era crear vacas genéticamente modificadas capaces de producir leche con propiedades similares de la leche materna. Pero ahora científicos chinos pasaron este reto pues lograron lo que se habían propuesto.

Los investigadores de la Universidad Agrícola de China introdujeron genes humanos en el ADN de varias vacas y desarrollaron embriones que posteriormente implantaron en otras vacas. Así produjeron especies transgénicas que producen leche que contiene Lysozyme, una proteína que ayuda a proteger a los bebés de infecciones durante los primeros meses de nacidos.

Pero ¿por qué son peligrosos los transgénicos?

Son peligrosos para la salud: Los riesgos sanitarios a largo plazo debidos al consumo de transgénicos no han podido ser evaluados correctamente. Se sospecha que pueden provocarnos nuevas alergias, tumores cancerígenos o hacernos resistentes a los antibióticos. Aunque no hay datos concluyentes que despejen las dudas, ya los estamos consumiendo en grandes cantidades.

Son peligrosos para la economía: El desarrollo de los transgénicos está en manos de unas pocas empresas multinacionales que acabarán controlando todo el mercado mundial de semillas y, con ello, la producción de alimentos en el planeta. Paralelamente, los herbicidas y otros productos de síntesis son específicos para estas variedades y están igualmente en manos de estas empresas.

Frente a la irresponsabilidad de nuestro país, en Austria, Francia, Grecia, Hungría e Italia los cultivos transgénicos están terminantemente prohibidos. Aunque no su consumo porque, lo queramos o no, los estamos consumiendo de forma masiva. Por ejemplo en forma de soja o de maíz. De hecho, al menos el 80 por ciento de la soya importada en Europa es ya genéticamente modificada.

Comunicadora Escolar Novel
Gilda Castillo Ventura
Colegio Antonio Raimondi

2 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nuestra visión es transformar la educación y promover la educación mediática como necesaria para la vida en el siglo 21. ¡Valoramos tu comentario! Gracias.